20 sept. 2016

¿Marquesina? tú no eres ni ama de llaves

EDITADO EN CADIZDIRETO.COM

Si llueve te pones chorreando, y si hace calor te fríes por el efecto lupa del cristal y llega a tu casa encorbao con postura de sardina al espeto del tiempo que esperas el 1 de Cortadura.
¿Cómo se orientó el que las colocó caraho?, ¿Qué estudio de vientos hizo?, ¿Te mojaste el deo y lo pusiste al aire?. Por qué nadie le escribe un pasodoble a esto, joé, que solo le hacen letras a gente con
enfermedades o metiéndose unos con otros, como si el concurso lo presentara Jorge Javier.
Me cuentan que el gachó en cuestión hizo la mili por la legión. Y de recluta, cuando le entregaron una brújula para hacer unas maniobras de supervivencia, le preguntó al Capitan: “Mi Capitan, ¿pa qué me habéis dao un pastillero? El Capitan le contestó: “Tu serás el que monte las marquesinas de los autobuses en Cadiz? Lo arrestó dos meses, yo que estaba al lao pedía con la mirada al Teniente que alargara la pena y que lo arrestaran de por vida. Pero no me hicieron caso, por entonces no se alegaba nada.

No es normal que mientras uno espera la llegada del autobús, la gente esté escondidas detrás de la
marquesinas buscando la sombra por detrás de los cristales como el que está jugando al “tú la llevas
picha”. Si empieza a llover estás más nervioso que un rumano viendo a Los Chatarras.

Intentas pegarte al cristal y nada, por encima hay un hueco, (que sera para que haya ventilación y los cristales no se empañen con el vaho ¡Digo yo, no sé!). El techo es de medio punto, ha ahorrado tanto en plástico el tío que te cubre solo de muslo pa arriba, la rodilla tiene que pagar mas.

Ahora llega el autobús, te sube chorreando y dice uno en plan sieso: “Este viene de coger focas, qué mojá cohones”. Te sientas, si hay sitio, y te llega el inspector que amablemente pregunta: “Buenos días, ¿para picar?” y agarrao fuerte a la barra le respondes: “Ponme un tiznao y una tostada de Ibuprofeno, que voy a empezar a estornudar. Y otra cosita, cuando puedas, manda a tomar… al que colocó las marquesina. Por tu santa madre”. He dicho.

11 sept. 2016

Estoy en contra de cualquier tipo de amenaza y debe ser castigada con lo que la ley decida. Pero ojo, no sólo existe la amenaza o atentado por agresión, la cual interesa a algunos para hacer de ella un espectáculo
mediático de barrio. Hay otro tipo de amenazas y la ley no quiere saber nada de ella.

Un ejemplo, los incumplimientos de contratos de las empresas con los trabajadores. “Debe usted de
quedarse dos horas, más las cuales no se las voy a pagar, pero le daré días libres, de lo contrario mañana en su lugar habrá otra persona por usted”. ¡Eso sí que son amenazas y que se llevan a cabo diariamente con los trabajadores!

La amenaza a grito limpio y rodeado de los tuyos queda en nada, suelen ser motivadas por la
desesperación o la impotencia ante cualquier fracaso en la vida. Es comparable al que repetidamente
grita a los cuatro vientos, subido a una torre y con altavoz en mano, que se va a suicidar. Al final no lo hace.

El que se quiere quitar la vida, harto de aguantar injusticias y golfos, se tira por la ventana o se envenena sin comunicárselo a nadie.
Es ese compañero valiente que se enfrenta a la muerte plantándole cara, pero que en pocos minutos se
convierte en un cobarde incapaz de enfrentarse a las asquerosa vida que nos están llevando a vivir muchos políticos, convertidos en terroristas de la mentira.

Cuando el pueblo se tire a los juzgados y empiece a denunciar amenazas de proyectos incumplidos, los jueces quedarán verdaderamente bloqueados de expedientes. Cuando nos rebelemos de ver los atentados de políticos corruptos sacando el dedo en forma de peineta y cachondeándose de un país entero, entonces arderá Troya. Pero de momento, este país intenta suicidarse y se está convirtiendo el español en ese
compañero cobarde que no tuvo huevos de hacerle frente a la cantidad de irresponsabilidades que provocan nuestros gobernantes. He dicho.

¿Otra vez a votar?

EDITADO EN www.cadizdirecto.com

Otra vez a aguantar la campaña electoral escuchar lo mismo, las mismas promesas y !otra vez se inaugura el Olivillo!, en un año lo vamos a ver en la mente del político tres veces abierto. Las bisagras de los embustes chirrían de nuevo en las puertas del ciudadano. (Valle Inclán, antes de casarse. 1789).



Otra vez el hotel en Valcárcel pero no de cinco estrellas, esta vez se hace de galones de coronel de tierra. Mas lujo todavía.
!Otra vez entran dos empresas nuevas en Zona Franca!, al final quitan el paro como te quitan de chico la papera, esperando que seque….
!Otra vez entran los mismo barcos en Astilleros! Ya no caben más ¿a qué somos los primeros en poner zona azul en agua tapá? !Que de barcos de mentira! Que el político ha hecho de la industria de Cadiz una caja de Lego, monta y desmonta pero sin crear puestos de trabajo.

¿Alguien ha visto en una caja de play mobil a más de quince muñecos trabajando? Na más que trae piezas, pero y ¿los montadores? ¿Entonces caraho, llevo razón o no? Cadiz en campaña electoral es como la Gallina Blanca, na más que tenemos sobres.
Que te levanta temprano y con el papel del distrito lo primero que lee es sección 4 (sin capa) y mesa 8, que yo pa mí que vez de ir a votar, voy al convite de Terelu Campos en lugar de intentar cambiar el país. Después de coger aire te mete en esa cabina que parece que va a recargar el bono bus del 7, y mira pa tos laos, como si te fueran a robar el voto , que las casillas tienen más huecos que la defensa del Mollerusa, un boli bic por la mitad de tinta y cuando te roza la cortina que tiene más mal color que una baguet cruda, empieza a marcar equis y no sabe si vas a elegir a un presidente o estas rellenando la quiniela hípica.

Y luego te preguntas ¿y pa qué?, si esta gente van a tener que elegir al presidente del gobiernos por penaltis.
Pactar con quien os dé la gana, pero no me hagas otra vez ir a votar, que en mi colegio electoral han puesto un reloj de pica y nos han hecho fijo a to los del barrio. He dicho.

Puestas de Sol

EDITADO EN www.cadizdirecto.com

Como no llevamos ya bastantes cosas para la playa, la nevera, sombrillas, los cubos del niño, la pala del pare, el hielo, los tintos y ahora por culpa del alcalde diez paquetes de clinex.



 El viernes cuando eran exactamente las 20,50 y me encontraba tatuándome en la espalda el filo de la hamaca de playa, escucho por megafonía…
”Caiiiiiiiiii por la madrugáaa”, la Niña Pastori cantando y haciéndole los coros por detrás la voz de la gachi del altavoz anunciando que un niño se había perdio buscando a un pokemon a la altura del Traka playa. Como Mocedades pero con salitre, no pude ponerle el freno mano a la emoción.
Me destroce el ojo llorando, las lentillas se me encharcaron como el barrio de la laguna en los años 60.

Cuando vi ese sol de fondo como un huevo roto, escondiéndose no se sabe si buscando la noche o asustao de la música relajante que salía por los altavoces y mi Puri leyendo la revista del Hola, !caraho! que solo faltaba que dijeran por megafonía !Emilio Gutierrez pase!, y era la misma escena que cuando uno va al callista.

Al ser novedosa la idea del ayuntamiento hubo confusión entre mucha gente, uno que estaba pescando en la punta el nao cuando se le hundió la billuela le dijo al otro “Paco me ha tenido que llegar el disyoquei de Cadena 100, porque ha sido hundirse la billuela y saltar el disco de niña Pastori”
Y le dice el otro en plan cabrón, “po en vez de camarones ponle al anzuelo un euro a ver si salta el último disco de Diango”.
Mañana mismo estoy llamando a Radio Algas para que el día de mi cumpleaños ponga el Kichi en la puesta de sol el último tema de Peret, “Una lágrima cayó en la arena y yo sin manguitos”. He dicho.